BLOG DEDICADO A LAS MENTES MAS DESPIERTAS E INCONFORMISTAS Y QUE OS AYUDARA A DESPERTAR...

25 de octubre de 2011

LA SABIDURIA DE LOS KOAN ZEN

¿Qué es un Koan Zen?. Un koan es un problema que el maestro plantea a sus alumnos para comprobar sus progresos, los koan son problemas, ilógicos las preguntas son absurdas y banales, para resolverlo el novicio debe desligarse del pensamiento racional y aumentar su nivel de conciencia para adivinar lo que en realidad le está preguntando el maestro.
Para resolver un koan necesitas pensar, pero de una manera distinta, no tiene una resolición lógica, esto no significa que no tenga solución, tienes que utilizar mucho la atención, la intuición, la iluminación repentina, los sentimientos incluso.
Si has leído alguna vez algo sobre los Koan Zen habrás comprendido que el método más sencillo para comprender y captar la realidad es estar atento, fomentar la atención.
No es lo mismo mirar que ver. Podemos mirar todas las cosas que tenemos delante pero eso no significa que las veamos todas. Quien quiere ver la realidad de las cosas eso es lo que ve. Quien quiere ver lo que desea eso es lo que ve pero no la realidad.
Para poder ver la realidad hay que estar atento y querer verla. Si estas lo suficientemente atento la dualidad se desvela por si misma y entonces puedes trascenderla, comprender su esencia y por lo tanto, comprender la realidad.
Un iluminado, en el sentido positivo de la palabra, es aquel que, gracias a su luz, ve la realidad. No ve sombras, no ve reflejos, no ve fantasmas, no ve deseos.Ve la realidad tal y como es, sin proyectar su mente, sus miedos o sus deseos ; porque todas estas cosas, emociones y pensamientos continuamente tiñen la realidad y la disfrazan.
El proceso de ver la realidad exige desarrollar la auto conciencia. Hay que ser consciente de todo, de lo que dices, de lo que haces, de lo que dicen, de lo que hacen. Hay que querer ver la realidad de las cosas. Desarrollar la atención no es sólo tener los ojos muy abiertos. No es sólo mirar muy atentamente para no perderse ningún detalle,puede que queriendo ver todos los detalles no veas la esencia, puede que queriendo ver la esencia no veas los detalles.
Para poder verlo todo tienes que ver lo que se ve y también lo que no se ve; es decir lo que está oculto, lo que hay tras las apariencias. Para poder verlo todo tenéis que tener siempre los ojos bien abiertos eso está claro, pero hay que aprender a mirar de dos formas, enfocando nuestra atención en los detalles y desenfocando para ver la luz que forja los detalles, entonces es cuando se ve la realidad al completo.
Os dejo con cuatro koan que más me gustan.
1º LA MENTE SE ESTÁ MOVIENDO
Dos monjes estaban discutiendo acerca de una bandera. Uno dijo: La bandera se está moviendo. El otro dijo: El viento se está moviendo. Sucedió que el sexto patriarca, Zenón, pasaba justamente por ahí. El les dijo: Ni el viento, ni la bandera; la mente se está moviendo.
2º¿CUÁNDO UNA ESPADA NO TE CORTA? Respuesta:"Cuándo eres tú la espada"
3º BASHÓ dijo a los monjes reunidos: Si tienen un bastón, les daré uno. Si no tienen un bastón, se los quitaré.
4º "Cuándo pienso en mi mismo ¿ En que pienso?"

Muchas gracias por vuestro tiempo

Jesús Miravalles Gil
                                   

9 comentarios:

  1. para mi el rabo es el miedo a creer en uno mismo, en reconocer que has sido capaz de salir.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Edu la respuesta que me das no corresponde a este Koan, si no al Koan. El búfalo y la ventana enrejada. De todos modos te agradezco tu aportación.
    Saludos Edu

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu exelente explicacion del koan, saludos.

    ResponderEliminar
  4. No tienes que demostrar nada Unknown, ya eres la espada solo tienes que ser consciente y encontrar tu rostro original.
    Saludos:

    ResponderEliminar
  5. cuando pienso en mí mismo soy pensamiento

    ResponderEliminar
  6. Así es Javier cuando diriges tu atención a tu interior te lleva a tu presencia consciente, a tu verdadero rostro original.
    Saludos:

    ResponderEliminar
  7. Así es Javier cuando diriges tu atención a tu interior te lleva a tu presencia consciente, a tu verdadero rostro original.
    Saludos:

    ResponderEliminar
  8. ¿Creen en lo que dicen? ¿acaso, al creer, no están forzando la mente, condicionándola? Si creen, ya no hay más qué decir.

    ResponderEliminar